webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: El novio me lo puso fácil

Relato: El novio me lo puso fácil

  

El novio me lo puso fácil


 


Capítulo 1- introducción


Compartía piso con dos compañeros de clase. Entre nosotros la
relación era fluida, aunque no de mucha amistad. Uno de los compañeros (le
llamare Lolo ), salia con una estudiante de derecho, que sin ser modelo, era
resultona por su figura modelada en un gimnasio todas las semanas. Un día que su
ordenador falló, me pidió el mío para leer sus e-mails, pero cuando se fue,
olvidó cerrar la sesión, y por curiosidad leí los e-mails que tenia sin borrar.


Todos eran de su novia. No ponía nada interesante, pero
cuando abrí uno de los últimos, me quedé sorprendido. Ese día tenía que estar
muy salida. Todo eran insinuaciones sexuales morbosas, orientadas casi todas
hacia el exhibicionismo. La verdad es que me puse muy caliente, tanto por el
tema como por la falta de sexo que tenía en aquella época.


Desde ese día ya no la miraba igual. A mi cabeza me llegaban
sus fantasías sexuales, y me preguntaba si las realizaba, o solo soñaba con
ellas.


Cuando hablaba con Lolo, intentaba llevar la conversación a
ese tema, y aunque era muy tímido, después de varias charlas llegué a la
conclusión de que el no solo era tradicional en el sexo, sino que para colmo,
cualquier situación "extraña", la consideraba pecaminosa y a sus protagonistas
totalmente detestables.


Conociendo al fin lo que opinaba él, y por lo que leí en los
e-mails lo que la excitaba a ella, abrí un correo nuevo, y como había apuntado
el de ella (no se por qué ) , empecé a mandarla cartas insinuantes en plan
anónimo.


Las primeras eran muy ligts diciéndola que la conocía, que
estaba enamorado de ella, y que como sabía que tenía novio, y yo novia, ( me lo
inventé para quitar presion ), solo quería que me escribiera contándome sus
cosas. Tardó cerca de cinco e-mails en contestar. esa vez me dijo que era
imposible por nuestras circunstancias, aunque se sentía alagada. Que amaba a su
novio desde hacía cinco años y que no lo dejaría por nada del mundo.


Seguimos en contacto durante mucho tiempo, hasta que se
desarrollo una complicidad entre nosotros y empezamos a hablar de temas
personales, incluido el sexo. Así me enteré que su novio era de una asociación
religiosa (no la nombro ) muy ortodoxa y que de sexo nada hasta la boda. Yo
sabía lo morbosa que era por lo que leí, asi que en mis siguientes contactos la
hablé de mis gustos por el exhibicionismo, y las situaciones morbosas y que me
gustaría verla un día en una de ellas. Como no decía ni si ni no, un dia la
escribí pidiéndola que fuese a clase sin sujetador, que quería ver como se
movían sus tetas sin que ella supiese quien era yo.


 


 


Capítulo 2- la iniciación


La vi entrar en la facultad. Estaba con los hombros encogidos
sin duda para evitar que se la notase el movimiento de sus pechos. Llevaba
puesto un pantalón vaquero, y una blusa blanca gruesa que no dejaba ver nada,
pero que si te fijabas bien se balanceaba con el movimiento de sus tetas. Luego
me comentó que su novio lo notó y tuvieron una movida, aunque le convenció que
iba sin sujetador porque una compañera de su piso rompió la lavadora y los tenía
sucios. También me dijo que la experiencia la había excitado y quería conocerme.
Yo la respondí que aun era pronto. Tanto insistió que la propuse un juego.


"Voy a dejar encima de tu taquilla una bolsa, si sigues las
instrucciones que leas en ella me conoceras, y seguiremos con esto. Si no te
apetece seguir nos olvidaremos de todo y cada uno seguirá su vida. Piénsalo."


En la bolsa había un bikini verde brillante muy pequeño,
aunque no era tanga. Y las instrucciones decían a que playa y en que lugar tenía
que esperarme con el puesto. Para la cita escogí un sábado en el que sabía que
Lolo tenía que irse.


Por fin llegó el día. Aparecí en la playa y ahí estaba ella.
Había escogido una playa discreta. Una de esas a las que va poca gente, pero el
lugar no lo era, ya que estaba junto al bar, y cualquiera podía verla desde la
barra. Estuve observándola unos minutos. Estaba nerviosa sin parar de mirar el
reloj. Cuando me acerque a ella, casi la pega un infarto, empezó a tartamudear,
no sabía que decir, pero cuando la comenté que yo era la persona que esperaba,
tuve que insistir mucho en lo que nos habíamos contado para que no se fuese. Al
final se calmó y la tarde la pasamos entre bromas e insinuaciones.


Cuando ya estaba relajada, la pedí que se quitase el
sujetador. Miró a su alrededor y como no vió a nadie conocido, poniéndose boca a
bajo lo desató dejándolo sobre la toalla. Yo lo cogí y lo guardé en mi bolsa sin
hacer caso a sus protestas. Había aceptado el juego y eso suponía que tenía que
hacer todo lo que yo lo dijese.


Cuando la di crema en la espalda, se estaba quemando ya que
no se giraba para no enseñar las tetas, lo hice muy despacio y sin dejar de
tocar un solo milímetro de su espalda. Al dar la crema por los laterales, muy
suavemente la rocé los pechos, pero no protestó. Esto estaba funcionando.


No quise forzar mas. Era el primer día y según me había
contado, su experiencia sexual estaba solo en la imaginación.


Como ya estaba anocheciendo, recogimos. Nos vestimos y eso si
no la dejé ponerse el sujetador aunque al ser tan liviano el vestido, se podía
apreciar perfectamente que no llevaba nada puesto. La acompañé a su casa y en el
portal la di un beso frenético que acompañé con mis manos recorriendo todo su
cuerpo a pesar de sus protestas.


Una cosa que ella no supo ese día es que durante toda la
tarde la estuve fotografiando con una cámara que escondí en la bolsa del agua,
sobretodo cuando se incorporó para vestirse y no tubo mas remedio que enseñarme
los pechos.



Al día siguiente, recibí un e-mail suyo que no me gustó nada.
En el me decía que no seguiría con esto. Que amaba a su novio......... . Mi
enfado fue monumental. No me gusta que me dejen con las ganas, así que
acordándome de las fotos, escogí una en la que se veian perfectamente sus
pechos, y se la mandé diciéndola que si no seguía con el juego no solo la vería
su novio, sino que sus tetas serían las mas famosas de la facultad. Para
rematar, la dije que dentro de una hora estaría en su casa (sabía que hasta el
día siguiente estaría sola ).


Me presenté media hora antes. No quería que se largase. Y ya
dentro llorando me pidió que la dejase en paz. Mi respuesta fue muy simple:
"desde ahora y hasta que se me antoje, aras todo lo que te ordene sin
rechistar". Y me senté en el sofá diciéndila que me pusiese unas copas.


Cuando el alcohol empezó a hacer efecto en ella, la cogí del
brazo y la llevé a su cuarto. Una vez localizada su ropa interior, cogí todas
sus bragas y rompí delante de ella, todas las que no eran tangas (es decir, se
quedó sin ninguna ), y como me quedaba la que tenía puesta la ordene que se
desnudase para darmela.


La verdad es que el gimnasio había hecho maravillas en su
cuerpo. Sus pechos aunque grandes estaban muy tiesos y sus nalgas eran redondas
y aparentemente como piedras. Su pubis era lo único de su cuerpo que
evidentemente no cuidaba, salvo la ralla del bikini, era una maraña que nunca
había sido recortada, y al ser negro y abundante hacía que no se viese nada de
sus labios.


La tube de pies delante de mi varios minutos mirando cada
centímetro de su cuerpo. Ella estaba como un tomate (nadie la había visto aun
desnuda ), empecé a tocarla y finalmente le eché sobre la cama y poniéndome
sobre ella destrocé su virginidad para siempre. La estuve follando durante mas
de media hora. Lo que al principio eran lloros y súplicas, terminó siendo
suspiros y finalmente su primer orgasmo con un hombre. Solo me pedía que no me
corriese dentro. Asi que cuando yo llegué se la saque y lo derramé sobre su
pubis.


Me levanté y fui al baño. De él cogí jabón y una cuchilla que
encontré. Al regresar ella no se había movido para nada, así que me puse a
enjabonar su pubis para arreglarlo a mi gusto. Solo la afeité los labios
vaginales. El resto lo recorté ya que al ser tan negro resaltaba sobre su piel
blanca, y eso me daba morbo. La limpié la sequé y sacando otra vez mi cámara, la
fotografié ya descaradamente desde todos los angulos que pude.


Me vestí y simplemente la dije: mañana te espero en ( unos
grandes almacenes ), espero que vengas con la tarjeta de crédito ya que vamos de
compras.


Empezamos a mirar ropa. Ella no decía nada. Había aceptado su
situación. Escogí varas faldas, unas muy cortas otras largas pero livianas,
varias blusas semitransparentes, y algunos top. Después fuimos a la zona de
lencería donde cogí varias tangas transparentes de distintos colores, y con todo
ello fuimos a los probadores. En este comercio, los probadores son bastante
amplios cerrados por unas simples cortinas. Me metí con ella en el primero y la
hice desnudar completamente. Empezamos con la lencería. La fui poniendo las
tangas mientras la tocaba a conciencia. Me di cuenta que estaba mojada y se lo
hice saber. Ella solo se ruborizó. Como eran grandes para mi gusto, la dejé
desnuda y sin cerrar del todo la cortina (por si alguien quería mirar ) fui a
por otra mas pequeñas. Estas si que estaban a mi gusto: solo la tapaban el
escaso pubis que la había dejado y al ser transparentes, la hacían mas desnuda
que si no llevase nada.


Del resto de la ropa diré que cogimos una minifalda muy corta
de vuelo que no creo que se quedase quieta con el viento, una larga de botones
entera por delante, dos top que prácticamente solo la cubrían los pechos, y una
blusa blanca transparente salvo dos bolsillos estratégicamente colocados.


Mientras regresábamos a su casa en mi coche, ante mis
preguntas y comentarios sobre lo mojada que estaba en el probador, me confesó
que se había excitado con las compras que habíamos hecho, pero que esa ropa no
se la podía poner por su novio. (estaba claro, que aunque la había forzado en un
principio, empezaba a sacar ese morbo que me había contado cuando no sabía que
era yo, y empezaba a disfrutar de la situación ). Yo la contesté que cuando
estuviese con el, vistiese como siempre, pero que solo podía usar las tangas que
compramos. El resto de la ropa sería para cuando saliese conmigo. Eso sí si en
algun momento la pedía que se quitase la ropa interior, se la quitaría
inmediatamente estuviese o no su novio delante.


Capítulo 3- su aprendizaje


Durante el siguiente mes fuí convirtiéndola en una auténtica
puta, aunque para los demas seguía pareciendo santa.


Empezó a tomar la píldora, ya que la indiqué que no la
follaría nunca sin condón. Mientras hacía efecto los días fueron pasando en su
aprendizaje para chupar pollas.


La primera vez que me la chupó solo abrió la boca y cerró los
labios. Estaba esperando a que su novio llegase de clase en mi casa. La puse de
rodillas en la entrada del piso y se la metí no dejándola que usase las manos.
No uso la lengua. Se ahogaba. Mas que una mamada se puede decir que la follé la
boca. Cuando me corrí dentro de ella, sus arcadas eran de película, lo escupió
todo y mientras su novio subía no la quedó mas remedio que limpiarlo todo
apresuradamente. Fue gracioso cuando se dieron un beso en los labios, escucharle
a él preguntando que qué había comido pues tenía un sabor extraño en la boca.
Ella le respondió que era una bebida exótica que había llevado una amiga a
clase.


Otro día me los encontré en un pub. Estaban con otros amigos.
Ella tenía puesta una falda de tablas. Mientras hablábamos todos y bebíamos,
disimuladamente la dije que se quitase las bragas. Ella muy obediente, se marcho
al baño y las trajo en la mano. Como eran tan pequeñas nadie las vió y me las
dio por la espalda. Esa noche me pase todo el tiempo metiéndola mano. Era
excitante tener a su novio que creía que era virgen y que nunca la había metido
mano, tan cerca. Pero cometí un error, y una de sus amigas me vió con la mano
dentro de su falda, tocándola el culo. Por suerte no dijo nada.


 


Con los días se convirtió en una experta mamadora. Raro era
el día que no me la follaba por la boca. Usaba la lengua aunque nunca la dejaba
usar las manos. Por otra parte ya no la daba asco que me corriera en su boca y
empezó a tragárselo todo.


Ella por su parte se conformaba con hacerse dedos mientras me
la mamaba, eso me excitaba, y a ella la hacía sentirse mas puta con lo que sus
orgasmos eran rápidos. Como no dejaba que se dejase de masturbar hasta que yo me
corría, solía tener dos o tres orgasmos por sesión. Orgasmos silenciosos por
tener mi polla en su boca, pero tan intensas que hacían que temblase todo su
cuerpo.


Cuando las pastillas fueron efectivas, quedé con ella en mi
casa para follar tranquilos. Iva a ser la segunda vez que se la metía, pero la
primera vez que se iría con toda mi leche en su cuerpo. escogí una noche que
sabía que Lolo estaría en casa. Quería que estuviese en la habitación contigua
mientras me follaba a su novia. Ella al oir mis planes se negó, pero al final
venció mi presión y su necesidad de situaciones morbosas.


Todo estaba preparado. Escondí una cámara de video y la
esperé en el portal de su casa lugar al que la acompaña siempre su novio. Cuando
la dejó dándola las buenas noches esperamos unos minutos y nos presentamos en mi
casa. Entré primero yo, el estaba en el salón, asi que le pedí un libro para ue
fuese a su cuarto que esta al fondo del pasillo, y mientras estaba dentro de él
metí a Ana en el mío. No nos pilló de milagro.


 


Cogí el libro y fui a dejarlo en mi cuarto sin cerrar la
puerta del todo, y mientras hablaba con él de bobadas, desnudé por completo a su
novia dejándola solo con el tanga rosa transparente que llevaba, y guardando el
resto de la ropa en un armario que cerré con llave. Luego salí del cuarto para
hablar un poco mas con Lolo, y dejé a Ana dentro detrás de la puerta semiabierta
en tanga y con las muñecas atadas al colgador que tenía en la puerta. Dos veces
hice entrar a Lolo a mi cuarto hasta la mesa. Por la distribución de mi
habitación no había problema de que la viese, pero el morbo de la situación era
tremendo: yo hablando con lolo en mi cuarto, y su novia en tanga detrás de la
puerta a escasos dos metros de él. Cuando salió la última vez de mi cuarto me
retrase yó diciéndole que cogía tabaco y pude comprobar que Ana tenía el coño
como una fuente. Finalmente se fue a dormir, y yo desatando a Ana la tiré sobre
la cama y de un solo empujon se la metí hasta los huevos sin esfuerzo debido a
su excitación. Esa noche la follé tres veces. Ella me dijo que no sabía las
veces que se había corrido. Cuando me cansé y después de dormir un rato la
devolví la ropa y la saqué a la escalera donde se vistió deprisa, por miedo a
ser vista aunque yo sabía que a esa hora no aparecería nadie.


Al día siguiente el me preguntó si había oído a los vecinos
por la noche. Yo riéndome por dentro, le explique que no habían sido los vecinos
sino una putita de la facultad que traje después de irse el a dormir, y
enseñándole el tanga de su novia, confirmé la historia, pasándoselo cerca de la
cara para que lo oliese.


 



Relato: El novio me lo puso fácil
Leida: 695 veces
Tiempo de lectura: 9 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno