webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: El cambiador

Relato: El cambiador

  

EL CAMBIADOR



La mañana no estaba siendo muy buena y apenas había vendido
nada. Se notaba que se iniciaba el mes de febrero y que las rebajas habían
dejado sin dinero a mucha gente.



Cristina había decidido montar una tienda de lencería en la
misma plaza del Mercadal, era una inversión arriesgada dado que además la
apertura había coincidido con el inicio de las rebajas de enero y ahora venían
tiempos duros.



Se acercaba la hora de cierre y hacia rato que el rotulista
de una puñetera vez había decidido volver a pasar por la tienda a acabar los
cuatro ajustes que quedaban pendientes en el almacén así como en alguna de las
estanterías de la tienda.



Era un chico normalito, joven eso sí, que se le veía todo
atabalado con el montón de sujetadores, fotos de modelos esculturares en
lencería, que jamás hubiese visto junto.



A punto de ir a la puerta para girar el letrero que indicaba
que la tienda había cerrado se percato de la presencia de un hombre trajeado que
observaba varios conjuntos de ropa intima de lo que ella denominaba "la elite",
Chantelle, La Perla, Antonella, Bruno Banani, Aubade, etc. Debería tener unos
treinta y tantos bastante moreno, debería hacer UVAs de unos cuarenta años, con
traje y corbata enjutado en un abrigo de paño austriaco.



El hombre se decidió a entrar y con tímida mirada indico a
Cristina:




Perdone señora, cerraba ya?


No, no se preocupe, estaba a punto pero si le puedo
ayudar? Dijo Cristina.


Mire, estoy buscando un conjunto de lencería para regalar
pero no me decido....Son preciosos todos los que tiene en el escaparate!!!


Gracias, contesto Cristina. Son modelos que yo misma he
escogido y que efectivamente son todos muy bonitos.


Ya, pero...sabe que pasa? Que no se que talla es la que
ella debe usar. Creo que es una 95 de pecho, pero no lo tengo claro y de
braguita...pues ni idea sinceramente.


Dígame que talla usa en ropa.


Una 42.


El equivalente a una 48 en ropa Italiana...bien pues
espere un momento por favor.


Gracias.





Mientras Cristina buscaba los conjuntos en el aparador el
chico de las estanterías miraba al hombre que acababa de entrar así como el
precioso culo que esta ofrecía ahora que echada sobre el escaparate recogía los
modelos de ropa.



El hombre también se la miro e incluso desde su posición pudo
comprobar que esta no llevaba medias enteras sino tipo ligero, de aquellas que
se aguantan solas.





Joder....con la mulatita, esta muy bien. Mira como se la
mira el niñato de la escalera, no me extraña...esta para darle un buen
repaso – pensó mientras se quitaba el abrigo.





Cristina, cuando ya tuvo todos los conjuntos que quería
mostrar al caballero se acerco al mostrador a dejarlos.





Espere, que también le voy a mostrar otros conjuntos que
son preciosos.


Gracias.





En ese momento Cristina se agacho y su vertiginoso escote
dejo entrever un pecho apetitoso. El caballero miro y justo cuando Cristina se
puso a su altura disimulo haciendo que contemplaba los primeros conjuntos.





Que le parecen?


Bien, pero tengo dudas que le vayan bien. Sabe? Es la
primera vez que regalo algo así y ando muy perdido.


Bueno, Vd., comento que usaba una 42 de ropa y de
sujetador una 95 verdad?


Si así es.


Pues este le ira bien.


Perdone señorita como se llama?


Cristina.


Bien Cristina, no tendrá Vd., esa talla verdad? Se lo
pregunto por que me seria mas fácil verlo puesto para decantarme por algún
modelo.


Disculpe señor, pero no voy a probarme un conjunto cada
vez que un cliente o una cliente me lo pide!!!




Cristina se estaba poniendo muy tensa ante la proposición del
caballero pero a la vez se notaba excitada ante propuesta tan atrevida.
Realmente nadie hasta ese momento, y ya hacia un mes que tenia la tienda, le
había pedido si se podía probar un conjunto.





Por favor no me tome a mal, señorita....


Señora.


Pues no me tome a mal señora, no era mi intención
molestarla pero sabe que pasa estoy empezando con esa persona y no me
gustaría equivocarme en su talla. Quiero que este regalo sea perfecto, sin
fallos. No me quiere ayudar?


Es que...


De verdad, no se alarme. Si es mucho problema para Vd.,
lo dejamos. Deberé creerme que el conjunto le quedaría bien.


Espere un momento.





Se dirigió a la puerta y coloco el letrero de cerrado y bajo
la persiana a media altura.





Mejor así, de esta manera nadie nos vera.


Gracias de nuevo. Mi nombre es Javier....el tuyo?


Me llamo Cristina.


Yo Ferran, dijo el joven encaramado a la escalera.


Pues Ferran, chato...haber si acabas que llevas una hora
apretando un tornillo subido a aquella escalera.


Ya acabo, Sra Cristina...ya acabo.


Gracias.





Javier escogió los modelos que más le llamaban la atención y
se los dio a Cristina que se fue a uno de los probadores.



Se encontraba muy nerviosa y excitada. Una sensación extraña
sentía camino del probador. A medida que se quitaba la ropa y luego la suya
interior, comenzó a notar que su rasuradito coño empezaba a mojarse... y de que
manera!!!!



Cogió el primer conjunto y a fin de evitar mancharlo, paso su
salvaslip a la braguita. El sujetador que era de Antonella eran de copa pequeña
a fin de provocar un efecto wonderbra.





Ya me lo he puesto, pase a verlo.


Gracias.





Javier se acerco a la puerta del habitáculo y lo que vio le
dejo helado. El conjunto de un blanco radiante hacia un contraste fabuloso con
la tostada piel de Cristina.





Cristina, le queda fabuloso.


Gracias.





En ese momento Cristina notaba su garganta seca, y las manos
estaban sudadas pero frías. Simplemente, estaba nerviosa, como una jovencita que
se queda en ropa interior, por vez primera, ante un hombre.



Para romper el hielo, ella dijo:





Me voy a probar el segundo.


Ah... sí, gracias.


De nada.





Desde fuera Ferran hacia cabriolas en la escalera mecánica a
fin de ver si podía pillar algo, pero el cierre superior del cambiador impedían
a este ver. Menos mal, por que sino....la verticalidad de su cuerpo en la
escalera hubiese peligrado.



Otra vez se quedo desnuda....su coño cada vez mas mojado y
sus pezones que empezaban a erizarse, y no por el frío, sino por la situación en
si. En un cambiador, con un desconocido en la puerta esperando para verla en
ropa interior y otro, si un jovencito, pero un hombre que daría seguro lo que
fuese por verla.





Ya estoy.


Vale, gracias.


Pase a verlo – Ella misma se quedo extrañada por hacer
semejante ofrecimiento a un desconocido.


Bueno, será mejor que salga, no?


No, pase no se apure.


Gracias.





Cuando Javier entro en el cambiador se quedo alucinado por
este conjunto. Este pertenecía a la firma Lisa Charmel y era negro con mucha
blonda que pese a la oscuridad de la piel de Cristina dejaba entrever
perfectamente el pezón y su aura así como la delimitación de su coñito.



Javier se quedo mirando semejante espectáculo y su polla
empezó a ponerse dura. Cristina se dio cuenta, el traje no podía disimular el
bulto incipiente que se estaba formando en la parte inferior del pantalón de el.





Muy...pero que muy bo..bonito - Acertó a decir Javier.


Le gusta?


Por favor de tu


Te gusta? – Cristina cada vez entornaba mas la voz,
definitivamente estaba cachonda...muy cachonda.


Le gusta?


Si claro...es precioso. Creo que me llevare este.


De acuerdo.





Sin pensarlo dos veces, y con Javier delante se quito el
sujetador. Dos pechos picudos pero grandes y firmes asomaron. Javier no sabia
donde mirar, pero daba igual, su vista se volvían a posar sobre ellos.





Ven – Dijo Cristina.





El desconcertado Javier se acerco y Cristina le cogió una
mano la cual acerco a una de sus tetas.... perfilando toda su forma y parándose
sobre el pezón donde Javier empezó a mover su mano circularmente alrededor del
mismo.





Hummmmm, Me encanta..... Dijo Cristina.


Y a mi..... Llego a decir Javier con un hilo de voz de
los nervios que tenia.


Acércate mas....


Voy.





Cristina se había sentado en el asiento del probador y estaba
empezando a desabrochar el pantalón de Javier. Abrió cada uno de los botones
hasta llegar a unos boxers ajustados de lycra que no dejaban a duda la enorme
erección que este ofrecía.





Joder....que dura la tienes!!!!!


Es que me has puesto cachondo nada mas verte... Y cuando
te has agachado a coger los conjuntos ya ha sido demasiado.





La conversación era llevada a un ritmo de voz muy bajo a fin
de no levantar sospechas sobre el joven Ferran que estaba extrañado de lo que
tardaban en salir ambos del cambiador.



Pero no era para menos, Javier ya estaba desnudo de cintura
para abajo. Con una apariencia cómica, con sus calcetines, sin ropa de cintura
para abajo y con la americana, camisa y corbata en su parte superior.



Lo que no era tan cómico eran los enormes lametones con esa
boca mullidita de Cristina le estaba dando a esa polla tan dura que tenia
delante....





Quiero que me folles la boca – Dijo Cristina.


Siiii...





Javier hecho su cuerpo para adelante y Cristina apoyo su
cabeza en la pared del cambiador. En ese momento el empezó un movimiento que
paulatinamente iba aumentando en ritmo de su cadera que hacia que su polla se
perdiese en su totalidad en la boca de Cristina...





Tienes una boca que parece un coñito muy grande y húmedo.


Pues cuando me folles vas a ver como es mi coñito.


Siiii


Pero antes me lo vas a comer....


No lo dudes, quiero que te corras en mi boca.... Dijo
Cristina mientras miraba a la cara a Javier y le daba pequeños bocados en su
escroto como a sus cojones.


Si sigues así...me correré....


Hazlo...


No, no quiero todavía, lo quiero hacer en tu rico coñito.



 




Aprovechando la posición de Cristina en el asiento, Javier se
agacho acercando su boca al mojado coño de ella. Empezó limpiando con la lengua
todo el alrededor húmedo de los flujos de ella y deteniéndose una vez limpio, en
ese coño lampiño que tenia delante.




Cristina, tienes un coñito precioso


Comételo, cabron...dijo ella.


No lo dudes, ahora mismo.





Abrió con un mano este en busca del clítoris que emergió como
de un escondite se tratara. Javier lo miro y acerco la punta de su lengua
friccionando sobre el, despacio...muy despacio.





Hum..... veo que a la zorrita que le ibas a regalar el
conjunto le debes comer muy bien el coño.


No le gusta- dijo el.


Pues chico...no lo dudes...practica conmigo!!!!





Javier paso de darle pequeños respingos a ese clítoris a
acercar sus labios y rodear al clítoris a fin de hacerle un buen trabajo de
limpieza. La sensación de su clítoris succionado como de una polla se tratara
excito aun mas a Cristina que agarraba la cabeza de Javier pareciendo que le
quería meter dentro de su coño cada vez mas mojado.





Siii....sigue....que bien.....Mas...mas....me encanta....
Me voy a correr si sigues asi....





Javier acelero el ritmo y en ese momento que la mamada, por
llamarlo de alguna manera, que le estaba aplicando al clítoris de Cristina
aumento en ritmo, introduzco 2 dedos en el mojadísimo coño de Cristina. En ese
momento esta tuvo un orgasmo increíble que hizo que su cuerpo se arqueara
mientras con una mano apretaba a Javier contra su coño con firmeza.





Ostras....que corrida........


Pues ahora te voy a follar


Si...quiero notar tu leche en mi coño.


La vas a notar bien...pero que muy bien.





Javier se tumbo en el suelo del probador, que con la amplitud
que tenia daba para ello, y agarro su polla con firmeza. Los capilares de la
misma como la rojez de su capullo daban cuenta del enorme subidon que tenia.
Cristina bajo con lentitud....casi eterno se hizo ese descenso camino de la dura
polla de Javier. Poco a poco fue descendiendo centímetro a centímetro hasta
notar el hormigueo de los cojones de Javier golpear su culo.



Empezó a cabalgar, poco a poco, con un ritmo incluso cansino
pero sin pausa, como si su coño quisiera notar cada centímetro que entraba en
el. Fue acelarando el ritmo cada vez mas, los sonidos de los fluidos
intercambiados llenaban toda el cambiador y toda la tienda....



Por un momento volvió a la realidad y se acordó de Ferran,el
eterno reparador de estanterías......Pero cuando giro la cara lo que se encontró
fue a este con su polla en la mano y empujándola hacia Javier.



Ferran apunto su polla, enorme por cierto, hasta el ano de
Cristina. En el momento que esta entro, esta se volvía loca y empezó a gritar
como poseída. Ambos hombres estaban follandola a toda velocidad y la sensación
de tener esas 2 pollas en sus 2 agujeros, separadas entre si por una leve capa
de piel le hacían enloquecer sobremanera.



Cristina no pudo mas y alcanzo dos orgasmos casi seguidos
gracias a la doble penetración quedando desplomada sobre Javier que seguía
follandola así como Ferran.



Estos 2 salieron de los 2 agujeros, quedando estos dilatados
sobre manera y empezaron a masturbarse de pie sobre Cristina que de rodillas
había quedado. Casi al mismo tiempo los 2 hombres empezaron a correrse de una
forma brutal sobre la cara, cuello y pecho de Cristina haciendo un bonito
contraste lo moreno de su piel y lo blanco del semen sobre ella vertido....



Cristina cogió algunas gotas con sus dedos y se los llevo a
la boca, era difícil saber de quien era el semen que probaba...pero era igual,
estaba alucinada y todavía medio ida.



Ferran y Javier se levantaron, se vistieron. Ambos se miraron
y mirando a Cristina le dijeron.





Sabes Cristina, mañana vendré a colocar las estanterías
que faltan – dijo Ferran.


Pues yo, mañana recogeré el regalo, tenlo preparado....



 




Los tres se miraron y empezaron a reír......



 


FIN.


 



Relato: El cambiador
Leida: 337 veces
Tiempo de lectura: 11 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno