webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi madre me pilló con una revista porno...

Relato: Mi madre me pilló con una revista porno...

  

Hola me llamo Pepe, y tengo 17 años, os quiero contar la
experiencia que tuve con mi madre y que por supuesto, cambió nuestras vidas.


Mi madre Lucía de 38 años, está casada desde los 18, pero
hace unos años que las relaciones con mi padre no deben funcionar, pues se la ve
triste y a veces un poco deprimida...


Yo nunca me he llevado bien con mis padres, he tenido muy
poca relación con ellos, pero con mi madre un día cambió.


Fue durante unas vacaciones, como era mi costumbre, cuando no
estaban mis padres en casa sacaba una revista porno que compre con la paga
semanal hace un año, soy virgen, pero disfruto mucho viendo a esas tías
montándoselo.


Un día de Julio me preparaba yo para hacerme una paja
monumental, ya que mi madre se había ido a hacer la compra y mi padre estaba
trabajando, saqué del escondite la revista y empecé a meneármela.


Pero de repente entró mi madre en la habitación sin avisar,
yo creí que tenía todo controlado, pero no era así, pues mi madre no hizo ningún
ruido al entrar en casa, y siempre me había dado tiempo a esconder todo de nuevo
al oír un ruido, pero esta vez me había pillado por sorpresa.


Cuando me di la vuelta y vi a mi madre todo me empezó a
temblar, no me salían las palabras, ¡me había pillado!.


Comencé a disculparme y a pedir perdón pero ella realmente
estaba enfadada, la molestaba seguramente que me estuviera haciendo mayor...


Me dijo que no se volviera a repetir y que le diera la
revista.


Cuando estábamos comiendo los dos volvió a salir el tema,
aunque yo intentaba evitarlo.




¿Por qué te masturbas hijo mío?


Es que me han dicho mis compañeros que es bueno para ir
practicando- respondí de repente yo- y al ser virgen necesito además lo que
se puede sentir haciendo el amor.


Pero es que eres demasiado joven- me dijo.


¿Demasiado joven? Casi todos los niños de mi edad lo han
probado por lo menos alguna vez...


Además, ¿sabes que masturbarse no provoca más que
egoísmo?- me dijo hablándome con delicadeza, como no lo había hecho desde
que tenía 5 o 6 años.




Le propuse que por lo menos no se lo dijera a papa que me
pusiera cualquier castigo pero que no se lo dijera. Ella aceptó.


Cuando terminamos de comer y de lavar los platos, nos
sentamos a ver la televisión, pero de repente me dijo algo inesperado.




¿Sabes que papa y yo no hacemos el amor desde hace
bastante tiempo? Nosotros no necesitamos hacer el amor para querernos, solo
lo hacemos cuando realmente lo necesitamos.


¿Y seguro que no estás un poco deprimida por eso? Yo te
veo bastante triste, y ahora apenas hablas con papa, es un poco raro, ¿no?.


Pues ahora que lo dices, es verdad.


Oye mama, ¿por qué me cuentas todas estas cosas?


No se hijo, necesitaba decírselas a alguien y no sabía
como.


Ah claro, y aprovechas a decírmelo a mí después de
pillarme haciéndome una paja, porque sabes que no se lo voy a contar a nadie
¿no?


Bueno, en realidad sabía lo que hacías desde hace tiempo


¿Cómo?


Si, te he estado espiando desde hace unos meses.


Y por qué no me has dicho nada.


Porque a mí me gustaba que lo hicieras, me daba mucho
morbo y me excitaba mucho.


¿Qué?


Bueno, ver a mi pequeño hijo con una polla tan grande
como la de su padre detrás de la puerta es genial.


Sabes que me estás excitando.


Ya, te estoy viendo el paquete...


Pero esto no está bien mama...


Por qué no.


Porque eres mi madre.


Eso es una chorrada. Me apetece tocártelo... me dejas.


Claro, estaba deseando que me lo dijeras. Es todo tuyo.




Al fin había conseguido lo que quería, lo que había soñado,
hacer con mi madre "algo distinto".


Comenzó a acariciarme por encima del pantalón vaquero,
mientras yo le veía de cerca las tetas, ¡eran grandísimas!, le pedí que me
dejara tocárselas y ella aceptó de inmediato, era mi primera vez y encima con mi
madre...


Bueno después todo transcurrió con rapidez, me bajó el
pantalón y los calzoncillos, tocó suavemente mi polla con su mano y empezó a
desnudarse, era increíble. Después me cogió de la mano y me llevó a su
dormitorio. Allí terminó de desnudarse dejando para mí solo las bragas.


Mientras ella me hacía una paja yo acariciaba sus tetas con
una mano, y con la otra iba bajando hacia su ombligo, comenzó a chupármela como
una auténtica experta, aunque me dijo que era la primera vez que lo hacía, y yo
empecé a tocar la parte de donde yo había salido y que en esos momentos era toda
mía.


Terminé de quitarle las bragas y ya sí quedó totalmente
desnuda ante mí.


Como por instinto hice con su sexo lo mismo que ella hacía
con el mío era una gozada, su chocho lleno de pelo y su culo me hacían llegar al
éxtasis. Nos corrimos los dos a la vez sin planearlo, pero ella parecía que
quería más y seguía chupando.


Se me volvió a poner dura como una piedra y ella me dijo que
era hora de que empezara a aprender a hacer el amor.


Abrió con sus manos su chocho y me cogió el cipote, este era
el castigo que me tenía reservado, me quería hacer suya.


Metí mi cipote poco a poco, pero estaba demasiado excitado,
la cabalgué un poco y estaba otra vez a punto de correrme...




Me corro... mami, me corro...


Aguanta un poco hijito.


No puedo me voy... lo estoy notando...




Y otra vez me corrí pero ahora dentro de su vagina.




¡Te has corrido dentro!... ¡cacho cabrón que has hecho!


Lo siento mami


Bueno no pasa nada, no creo que me haya quedado
embarazada.




Continuamos con lo nuestro pues me había puesto otra vez a
100, y ella me propuso que se la metiera por el culo que por ahí era virgen...




Nos va a doler mucho mama...


No te preocupes tengo un poco de vaselina, pero házmelo
despacio.


Es que yo no se como se hace...


Ni yo tampoco, jejeje.




Me echó vaselina en la polla aunque realmente no la
necesitaba pues estábamos los dos super lubricados... y se la empecé a meter,
aunque nos doliera al principio un poco después el placer fue extraordinario, me
corrí de nuevo en su culo. Mi polla ya no daba para más, era demasiado... casi
no me salió leche.


Pasamos todo el día en la cama hasta las 8 de la noche,
cenamos desnudos, dándonos de comer uno al otro, y nos duchamos juntos, cuando
aproveché de nuevo para metérsela por el culo con un poco de jabón.


Llegó mi padre a las 11, y por supuesto quedamos en que este
debía ser nuestro secreto.


No lo hemos vuelto a hacer, pero de vez en cuando, cuando mi
madre entra en el baño entro con ella y me quedo mientras mea aprovechando para
que me chupe la polla. Ya no necesito revistas, he aprendido que con mi madre es
suficiente.


Pero hace unos días me dio una noticia que ha cambiado mi
vida, mi madre está embarazada de mí, y tengo un duro dilema,, hemos pensado
irnos a vivir a otro sitio donde nadie nos conozca y tener el bebe, el día que
hemos pensado es hoy por la tarde, estoy muerto de miedo, pero a la vez muy
excitado; la tendré para mí y solo para mí... seré capaz de cuidar a mi niño
(hermano e hijo) y a mi madre...


 



Relato: Mi madre me pilló con una revista porno...
Leida: 5912 veces
Tiempo de lectura: 5 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno