webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La Maestra de mi tía Maru

Relato: La Maestra de mi tía Maru

  

Hola, soy yo otra vez, Luis (huicho)
en mi relato anterior en base a la relación que sostuve con mi tía
maru, quedo pendiente contarles la experiencia con una de las maestras
que dan clases en su escuela, ella se llama Mariela, es una mujer de 35
años divorciada de un americano, mide 1.72 de cuerpo normal, ni
gorda ni flaca, ojos de color miel y cabello castaño, y eso si tiene
una boca que a cualquiera calienta.



Estando un día en la escuela
de mi tía llego ella a la sala de maestros y empezamos a platicar,
me contó su vida y que se sentía sola, etc,etc,etc, todo
el drama que hace una mujer divorciada, yo le dije que siendo tan linda
como era posible que no se hubiera casado otra vez o que por lo menos no
tuviera novio, ella me dijo que en ese renglón no le ha ido muy
bien y que llego a la conclusión de que ya no buscaría mas
que mejor se esperaría hasta ver que llegara alguien y si no pasaba
no se lo iba a lamentar.



Entonces se me ocurrió decirle
que, si aceptaría que fuéramos al cine, para que se le quitara
su aburrimiento y bueno saliera un poco de la monotonía, ella lo
penso un poco y me dijo que aceptaba, entonces quedamos para ir al cine
el Jueves que no tiene que dar ninguna clase en la escuela, era lunes y
tenia tiempo suficiente para convencer a mi Tía de que me prestara
su auto. (cosa que no me costo trabajo pero eso es otra historia), entonces
le pedí su dirección y teléfono y quede de hablarle
el miércoles para confirmar la salida, así lo hice y me dijo
que estaba en lo dicho que mañana iríamos al cine, que pasara
por ella a las 6.30pm para ir a la función de las 7.40pm.



El jueves llegue por ella a las
6.30 tal y como me dijo, estaba muy bella, se había puesto un vestido
que le llegaba por encima de la rodilla y dejaba ver medianamente el contorno
del inicio de sus senos, en ese momento algo entre mis piernas reacciono
y creo que ella lo noto pero no dijo nada, nos fuimos al cine y al salir
le dije que si quería ir a cenar algo, a lo que ella me respondió
que no, que mejor la llevara a su casa pues al otro día tenia que
dar clases a las 8.30am, así lo hice y al llegar a su casa al despedirnos
intencionalmente trate de besarla, pero me fallo, ella me dijo que, que
me pasaba, y yo le dije que simplemente ella me parecía una mujer
muy hermosa y quería darle un beso, ella no dijo nada y se bajo
del auto, yo hice lo mismo y la seguí hasta la puerta de su casa,
le pedí disculpas por lo que había pasado en el carro y ella
me dijo, que no me preocupara, que si quería, entrar para platicar
de lo sucedido.



Claro que yo acepte de inmediato
ya en el interior de su casa, nos sentamos en una salita y ella me ofreció
un vaso con agua, mientras Mariela me traía el agua, yo me puse
a ver unas fotos que tenia ella de joven, cuando regreso me dijo que, que
le parecían yo automáticamente le dije que estaba muy guapa,
pero que la madures le había sentado mejor y que ahora estaba mas
buena, me miro medio molesta y me dijo que si ya iba a empezar de nuevo,
yo le dije es que no he terminado y dicho esto me lance sobre ella y ahora
si pude besarla, mientras la apretaba hacia mi, ella trato de separarse
pero poco a poco fue cediendo y correspondiendo al beso, me separe y le
dije que la deseaba que quería hacerle el amor en ese momento.



Ella se me quedo viendo fijamente
y con su respiración entrecortada y sus pezones visiblemente excitados
debajo de su vestido, de los cuales yo no podía quitar la vista
de encima, su lengua pasó por la comisura de sus labios, mientras
se bajaba lentamente el vestido hasta la cintura y me dijo: -Te gustan
mis pechos ¿ eh ? --- Sí Mariela, me gustan mucho, son preciosos.
me acerqué a ella, la rodeé con mis manos masajeando sus
pechos, y mojándome un dedo con saliva para ponerme a acariciar
circularmente esos dos pezones, mientras la empecé a besar el cuello,
y susurrarle al oído que me gustaba mucho, que era toda una mujer
y que me gustaba muchísimo su cuerpo y que quería disfrutar
al máximo con ella. Se separo y se desnudo completamente mostrándome
una vagina completamente depilada y bien formada.



Se pegó a mí y al
sentir el calor de sus tremendos pechos en mi cuerpo fui acercando mi lengua
a todos los rincones de su cuerpo bajando lentamente desde sus pechos hasta
su ombligo, pasando por su vagina, hasta llegar a sus muslos, los cuales
besé por su lado interno, para empezar a sentir ese calor que salía
de allí dentro, no pude resistirlo más, y comenze a comerme
esa vagina con un aroma embriagador ella se sentó en el sofá
y yo de rodillas continúe con mi trabajo de lamer sus labios y ver
cómo ese clítoris me llamaba a gritos lo acaricié
con la punta de mi lengua, cogiéndolo con mis labios en forma de
O y succioné suavemente aquel clítoris, lo lamí circularmente
de un lado a otro y vertical de arriba a bajo mientras notaba aquellas
suaves manos de aquella mujer en celo sobre mi cabeza. La verdad es que
me encanta comerme la vagina de una mujer, todo el tiempo que me lo pida
siempre estoy dispuesto para saborear el delicioso aroma de la intimidad
de una mujer mi pene ya estaba como una barra de hierro candente, me dolía
y todo pues aún estaba bajo mi pantalón solo había
podido quitarme la camisa y ahora había vuelto a disfrutar de eso
pechos que me volvían loco.



Ella me desabotonó el pantalón
y me lo bajó junto con mis bóxers y sacó a relucir
mi miembro, me empezó a acariciar se arrodilló delante de
mí y sin dudarlo se lo comió por completo, yo sentí
estar en la gloria, el simple hecho de ver la escena de mi pene entrando
en su interior me excitaba sobremanera de repente se dio la vuelta y quedó
a la vista su enorme culazo... comencé a masajear sus glúteos
y al mismo tiempo le besaba la espalda bajando muy lentamente hasta llegar
a su ano y detenerme ahí por unos instantes, ella empezaba a gemir
con mas entusiasmo hasta que llego su primer orgasmo, yo inmediatamente
me baje a su vagina con la intención de disfrutar de sus jugos.



Yo ya no aguantaba más, la
voltee puse sus piernas en mis hombro y de un solo movimiento comencé
a penetrarla por la vagina, no pude mas y en un orgasmo espectacular me
vine dentro de ella, estaba cansado y mi pene se ponía flácido,
ella de inmediato me dijo que fuéramos a su habitación, yo
no me negué y al llegar ahí nos tumbamos boca arriba y nos
fumamos un cigarro.



Una vez que terminamos el cigarro
en ese instante se acomodó el cabello, me besó y se fue acomodando
encima mío, nos besamos apasionadamente entrelazando nuestras lenguas,
mientras acariciaba su espalda, luego sus nalgas, ahí estuve apretando
esas nalgas, sintiendo como chocaban ese par de senos con mi pecho, luego
volteamos nuestros cuerpos, ahora yo me encontraba encima, estuve disfrutando
de sus pechos por un buen rato mi pene comezo a reaccionar nuevamente tome
una de sus piernas y chupé cada uno de sus dedos del pié,
e me excitaba una barbaridad, Mariela daba rienda suelta a su excitación,
luego hice la misma operación con la otra pierna.



Yo estaba otra vez totalmente caliente
a punto de explotar por la excitación, puse ambas piernas en mis
hombros y metí mi cabeza entre ellas, olía delicioso, ese
aroma de mujer húmeda me excitó aún más de
lo que ya estaba, nos besamos salvajemente por un momento, ya no aguantaba
más sentía que era hora de hacerla mía por segunda
vez me coloqué encima de ella, abrió las piernas esperando
ser penetrada lo coloqué en la entrada de su vagina, empujé
despacio, "AAAHHHH", gritó pero se encontraba tan mojada
que mi pene entro con mucha facilidad.



Fue entonces que empecé a
empujar a un ritmo más rápido, Mariela no paraba de gemir
fuerte y de hablar ¡¡¡AAHHH LUIS SIGUE SIGUE AAAHHH AAAHHHH
HUICHO, gritaba como una loca, jamás me imaginé estar cogiendo
con ella en la primera salida y por segunda vez y lo estábamos disfrutando
una barbaridad, en esta ocasión llegamos a un orgasmo simultaneo
fue maravilloso.



Después de un rato me comenzó
a besar, colocándose encima mío, mi pene recobraba nuevamente
su máximo tamaño, mientras ella me presionaba con su concha,
al instante de sentir lo dura que se encontraba nuevamente se sentó
encima mío y se introdujo mi pene, empezó a cabalgarme dando
al comienzo brincos en forma lenta, sentía en ese momento explotar
empezó a gemir y a excitarse, aceleró los movimientos, cogí
sus senos totalmente duros, luego sus nalgas con mucha fuerza, cada vez
Mariela brincaba más rápido, no aguanté ni un segundo
más y empecé a correrme, mientras Mariela seguía saltando
sobre mí y gritando como una loca, fue una corrida espectacular,
al instante que me terminé de vaciar por tercera vez, cayó
Mariela encima mío, quedamos muertos de placer en la cama, ella
me dijo que hacia mucho tiempo no disfrutaba tanto, en ese momento vi la
hora, era casi la 1 de la mañana le dije a Mariela que tenia que
irme que mi tía debía estar muy preocupada por la hora que
era, me acompaño hasta la puerta y nos despedimos con un beso y
algunas caricias.



Hasta la próxima: POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 



Relato: La Maestra de mi tía Maru
Leida: 844 veces
Tiempo de lectura: 6 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno