webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: La vida secreta de Hermione Granger

Relato: La vida secreta de Hermione Granger

  

LA VIDA SECRETA DE HERMIONE GRANGER


 


Prólogo: Hola lectores. Soy Hermione Granger. Estudio
magia en la escuela Hogwarts de Magia y Hechicería, con mis amigos Ron Weasley y
Harry Potter. Soy muy estudiosa y aplicada, y por lo general, mi vida es
estudiar, y sacar de apuros a los tontorrones de mis amigos cuando se meten en
un lío(o sea, casi siempre). He venido a contaros como fue mi despertar sexual.
No fue nada convencional, os lo aseguro, aunque antes os pongo unas fotos mías.
Ya sé que me conocéis, pero es para que me veáis bien(en algunas llevo mi
uniforme de Hogwarts, y en las otras llevo ropa de calle. ¿Soy guapa, o es que
soy guapa?).




 









 





El curso(no diré cual, eso prefiero que os lo imaginéis
vosotros) comenzó como cualquier otro: encuentro en el andén nueve y tres
cuartos y de ahí rumbo a la escuela a iniciar una nueva temporada. Mi cuerpo ya
había empezado a desarrollar como debía, y estaba echando curvas de mujer. Mi
pecho y mis piernas se hicieron algo más voluptuosos, y mi cintura y cadera
también se hicieron a mi incipiente pubertad. Para mi no hubiera sido algo
importante, de no ser por un detalle: de golpe, comencé a sufrir tremendos
ataques de excitación y sofoco por todo mi cuerpo(en otras palabras, que tenía
unos calentones de impresión). Muchas veces tenía suerte y me daban cuando
estaba estudiando sola, pero otras…otras veces no tenía tanta suerte. Recuerdo
una vez que me dio en la biblioteca mientras consultaba un libro de magos
famosos, y os juro que fue una tortura, más que nada porqué el petulante y
engreído Draco Malfoy estaba allí estudiando para un examen. Y otra vez fue
mucho peor: en plena clase con McGonagall y Ron al lado. Fingí que tenía un
mareo y por suerte me creyeron, por lo que pude ir al baño y me mojé la cara en
agua fría para que se me pasara(era lo único que sabía hacer para calmarme),
pero cada vez eran más frecuentes. Ya no sabía que hacer para impedirlo. Mi
cuerpo me pedía inmediatamente una satisfacción, ¿qué podía hacer?, ¿y como?.
¿Cómo podía ir a Ron ó Harry a hablarles de ello?, ¿y además, que les diría?.
"Hola Harry bonito día necesito que me satisfagas porqué mi cuerpo anda
excitado". Creedme, eso no sería lo más aconsejable.



La respuesta a todas mis plegarias llegó por casualidad, y
como no, en mi mejor guía y fuente de apoyo: los libros. Consultaba uno sobre
objetos mágicos porqué lo necesitaba para un trabajo, cuando di con algo
inesperado, y os aseguro que se me iluminaron los ojos cuando lo leí. Era la
solución a mis problemas. Era el Replicador. Ésta es su definición:




Replicador: Objeto mágico creado en el año 489
d.C. por Kaius Kastagir. Posee forma ovalada de color dorado, del tamaño de un
huevo. Su funcionamiento básico consiste en tocarlo para que éste, tras absorber
las características físicas y psíquicas, cree un duplicado igual del mago que lo
invocó con el conjuro "Homo Éffingo". El doble tendrá una marca en forma de "D"
en la parte trasera del hombro derecho, junto al omoplato, para identificarle
del original, y no tendrá conciencia de ser una réplica hasta ver tal
marca(mediante un espejo). Mediante el doble, un mago podía duplicar sus fuerzas
por tiempo limitado, o dar el cambiazo para huir de sus perseguidores. El
principal uso fue el de evitar a la Inquisición de la Edad Media, dejando que el
duplicado se quemara en el hoguera(el duplicado desaparecía entre llamas y humo,
dando la impresión de consumirse y calmando la conciencia del populacho), antes
del uso de conjuros para ser inmune al fuego. Fue prohibido en el año 1495 d.C.
a la llegada del Renacimiento y casi todos los ejemplares fueron capturados por
el Ministerio de Magia para su eliminación.



Sé que ha sido algo larga, pero a mí me hubiera costado más
explicarlo. Si habéis leído bien, y sé que sí, os habréis fijado en que al final
de la definición ponía "casi todos los ejemplares fueron capturados". Casi
todos. ¿Adivináis cual fue mi siguiente paso?. Pues sí, me dispuse a buscar. No
fue fácil, ni desde luego agradable. Incluso me escapé de Hogwarts para ir al
Callejón Knockturn y conseguirlos. Suerte tuve que usé todos mis recursos para
que nadie notara mi ausencia.



Intentad, si podéis, imaginar mi satisfacción, sentada con
las piernas doblabas sobre mi cama, admirando los dos Replicadores, fantaseando
lo que podría ocurrir. Me pasé un mucho tiempo planeando como Ron y Harry
podrían tocarlos sin tocarlos yo, pero una vez más, mi grandísimo intelecto
prevaleció, y el plan se formó en mi cabeza. Lo primero fue limpiarlos para
dejarlos inmaculados, y luego, con los guantes de invierno, llevé los
Replicadores. El primer elegido sería Ron, y luego Harry, pero tenía que ser por
separado. A Ron le encontré en el comedor:



-Hola Ron-dije muy entusiasta-.



-Ah, hola Hermione. ¿Qué es eso que llevas en la mano?.



-No lo sé. Venía a verte para saber si tú me lo podías decir.
Lo encontré tirado fuera y no lo conozco. Cógelo.



-Pues que raro-dijo mientras lo observaba-. Te aseguro que
nunca he visto nada como esto. Seguro que no vale nada. Tómalo, no lo quiero
para nada.



-Gracias. Iré a los diccionarios para ver si averiguo que es.



-Esta sí que es buena…Hermione encontrándose con un objeto
mágico que no conoce…jajajajajajaaja…esto es digno de salir en "El
Profeta"…jajajajajajaja….



-¡¡Tú sí que deberías salir en "El Profeta"!!: "¡¡Ronald
Weasley, el peor mago de todo Hogwarts!!". ¡¡Eres un idiota!!. ¡¡Me voy!!.



El enfado era auténtico, os lo aseguro. Por suerte duró poco.
Ya tenía uno, y me faltaba el otro. A Harry lo encontré viniendo de un
entrenamiento de Quidditch, y tuve que esperar a que se quitara los guantes para
acercarme a él.



-Hola Harry, ¿qué tal el entrenamiento?.



-Hola Hermione-dijo con su habitual alegría-. Ha sido
fantástico. Este año Slytherin no podrá derrotarnos. Ganaremos la copa.



-Eso espero. Harry, venía a verte por qué he encontrado un
objeto extraño y no lo conozco. ¿A ti te suena de algo?.



Se lo tiré de golpe para que él, por instinto, lo cogiera.
Mientras lo observaba, yo le observaba a él, y otro sofoco me empezó a dar. Hice
acopio de fuerzas, y finalmente me lo devolvió.



-No me suena. ¿Dónde dices que lo encontraste?.



-Fuera, cerca del Bosque Prohibido. Estaba tirado en la
hierba.



-Que raro, Hagrid lo habría visto. Ten cuidado con lo que
encuentras si no sabes lo que es. Ahora tengo que irme, me espera un examen.
Hasta luego Hermione.



-Hasta luego Harry.



Cuando se fue, una maliciosa y perversa sonrisa me cruzó de
lado a lado. Me fui corriendo a mi habitación, y dejé pasar las horas. Dejé los
Replicadores sobre la mesita de noche y me fui a dormir, para reponer fuerzas.
Mañana sería un gran día.



Al despertar, estaba sola, y sabía que lo estaría por horas y
horas. Siendo Domingo, nadie se quedaba en su cuarto, menos yo, y mis motivos
tenía. Lo primero que hice fue desnudarme y activar los Replicadores. Al
instante, un Ron Weasley y un Harry Potter aparecieron ante mí, que se
sorprendieron por estar en mi cuarto y por verme desnuda. Literalmente quedaron
con la boca abierta.



-¿Ya lo habéis olvidado?. Ay que torpes sois. Este Domingo
habíamos quedado para acostarnos juntos. Pero si vosotros lo propusisteis,
diciendo que sería lo mejor que lo hiciéramos juntos la primera vez-dije airada.
No tenía intención alguna de hacerles saber que eran réplicas. Quería que fueran
lo más auténticos posible en todo momento-.



-¿Nosotros?. Pues la verdad no me acuerdo-dijo Harry-. Pero
si tú lo dices…



-¿En serio yo también lo propuse-preguntó Ron con su habitual
mueca de pena y disgusto-?. Pues vaya…



-Nada de excusas-protesté-. Vosotros me convencisteis, no os
podéis echar atrás ahora, ¿vale?. Seguro que disfrutamos mucho y todo. Venga,
venid a mí…



Mis palabras hicieron su efecto y los dos se desnudaron y
vinieron conmigo. Estaba tan excitada que creía que el corazón se me salía del
pecho. Cierto que no eran los originales pero, ¿qué más daba?. Era lo más
parecido, y me dejé llevar(en menos de cinco segundos, me olvidé por completo de
eso). Por supuesto, el primer beso fue con Harry. Mmmmmmmm que delicia.
Ardiente, fogoso, y muy dulce. Justo lo que esperaba de mi adorado Harry. Ron
fue más tímido, pero el sabor de sus labios me ardía en la boca. Sin pudores ni
remilgos comencé a montarme un trío con ellos dos. Mientras Ron se ponía detrás
de mí y me acariciaba, Harry se puso delante, y comenzó a acariciarme y lamerme
mis tetas, endurecidas de mi deseo por él. Yo no podía pedir más. De verdad que
no podía…



-Aaaaah aaahhh aaaaaaaahhh aaaah aaahhh…lámeme más Harry,
lámeme…no pares…me encanta….devórame mis tetas….uuuummmmmmm…Harry Potter me está
lamiendo los pezones….aaaaaay ayyyyy aaayyyyy aaaayyyyyyy…



-Sabes muy bien Hermione…me encanta como saben tus
pezones…son muy ricos…y deliciosos…aaaahhhhhhmmmm ahmmmm ahmmmmmmm….



-Sí, síiiiiiii…no pares Harry…me encanta tu lengua…lámeme…



-Me da la impresión de que eres algo guarrilla Hermione-dijo
Ron-. Quien lo diría viéndote de empollona por los pasillos…



Dicho lo cual, mientras me acariciaba, inclinó su cabeza y
nos volvimos a besar, aunque no fue como el primer beso. Aquí ya había lengua y
gemidos de puro placer. Luego Ron se fue hacia delante, y los dos a la vez
comenzaron a comerme las tetas con una pasión envidiable. Me estaban matando de
gusto.



-Ooooooohhhh oooooooohhhhhhhhhh oooooooooohhhhhh…vamos
chicos…no me deis tregua…me encanta…siempre que deseado que esto
ocurriera…Mmmmmmm que delicia…oh dios…¡¡¡oooooooohhh oooooohhhhhhh
ooooooooohhhh!!!...que bien me estáis comiendo las tetas…que viciosa soy…seguid,
seguiiiiidddddd….



Ron a mi derecha y Harry a mi izquierda chupándome, yo estaba
a reventar de gusto. Les dije que se detuvieran, que yo también quería probar.
Como no, Harry primero y Ron después. Me acerqué, y por primera vez, vi un pene
de hombre. Me asusté un poco lo admito, pero según comencé a tocarla, vi la cara
de Harry en una mueca de placer, de modo que seguí tocando, y a Ron también. Les
estaba haciendo su primera paja y en pocos segundos, ambos ya la tenían
totalmente dura y ardiente. Eso aquello tan grande hizo que me quedase con la
boca abierta, y no sé como, me incliné y comencé a mamársela. ¡¡Mi primera
felación!!.



-Harry, ¿Qué se siente?, ¿qué tal es?.



-Oh Ron…esto es genial…luego tienes que probarlo…Hermione es
una maestra en esto…lo hace de maravilla….aaaaaahhh aaaaaaaahhhh aaaaaaahhh
aaaaaaaahh…que buena eres….sigue chupando…sigue chupando…MMMMMMM MMMMMMM….



-Me encanta…es riquísima…se la estoy chupando al famoso Harry
Potter…se la mamo toda…me he convertido en una zorra…mmm mmm mmmmmmm mmm mmmm
mmmmmm mmmmmmmmm…¿te gusta Harry, te gusta lo que hago?...



-Sí Hermione…me encanta…vamos…sigue…sigue un poco más….



Volví a inclinarme y seguí chupando un rato más, hasta que me
dijo que parara o si no daría un grito. Le hice un gesto pícaro a Ron, el cual
simplemente se dejó hacer. La de Ron era distinta. Sabía más salada, pero
igualmente deliciosa. Me la metía toda en la boca y la sacaba, y luego volvía a
hacer lo mismo. Harry estaba con los ojos abiertos como platos y Ron con una
expresión de placer que me encantaba ver en él.



-Que buena eres Hermione…es increíble…si me dicen que
acabamos haciendo esto no me lo hubiera creído…ooooooh síiiiiiiiiii
mmmmmmmmm…aaaaah aaaaaaah dale más Hermione….chúpamela toda…chúpamela…AAAAAH
AAAAAAHHHH…



-Sí Ron…te la chupo…te voy a chupar entero…te la mamo…



Se la mamé unos minutos más, hasta que Ron también dijo que
parara. Los dos se miraron y me pusieron echada sobre la cama. Antes de darme
cuenta, Harry estaba entre mis piernas, ¡¡lamiéndome!!. Sentir su lengua fue
fantástico, una gloria del cielo. Me recorría entera mientras se la cogía un
poco a Ron para ponerlo a tono.



-Mmmmmm Harry sí lámeme….aaaaaayyyyyyy aaayyyyyyy…no sabía
que esto pudiera existir…mmmmmmmm lámeme el coñito Harry…me encanta que me
lamas, me encanta…métete más en él…no te detengas…mmmm mmmmmmm oooooooohhh
ooooooooohh ooooooohhhhh ooooooohhhh OOOOOOOHHH OOOOHHH…



-¿¿Sabes??, me encanta como sabes Hermione…sabes muy rica…voy
a beberme todo esto…soy un glotón…llllmmmmm…llllllmmm…llllllllmmmm…llllmmmmm…



Me estuvo lamiendo hasta dejarme exhausta. No sé cuanto fue
pero se me hizo eterno. Luego Harry y Ron cambiaron puestos y Ron volvió a
hacerme sentir placeres que desconocía. Incluso usó un poco los dientes para
mordisquear. Que placeres me estaban haciendo conocer, cada vez quería más y
más. La lengua de Ron no era tranquila como la de Harry, si no que iba como loca
de un lado a otro. Y por fin, llegamos al gran momento, a la culminación de
nuestros esfuerzos: a la primera vez. Harry se subió encima mío, y guiándola,
poco a poco, se fue metiendo dentro de mí, hasta que finalmente, me penetró del
todo. Ambos quedamos en shock por unos eternos e inolvidables momentos. ¡¡El
gran Harry Potter me había desvirgado!!.



-Sí Harry, penétrame….vamos Harry…métete dentro de
mí…méteteeeee…



-Te quiero Hermione…ya entro…ya
entrooooooo….aaaaarrrrrgghhhh…



Ese primer impacto es incomparable. La sensación del peso de
un hombre sobre una es delicioso. Creía que me aplastaría, pero su peso era un
jirón del cielo. Con la torpeza propia de la primera vez, Harry comenzó a
hacerme el amor, moviéndose dentro de mí. Ron, mientras tanto, esperaba su
turno. Las embatidas de Harry eran suculentas, infernales, divinas,
¡¡delirantes!!. Yo estaba enterrada bajo él y le abrazaba con fuerza mientras me
él me hacía mujer.



-¡¡AAAHH!! ¡¡AAAHHH!! ¡¡AAAAAHHH!!...TE QUIERO HARRY, TE
QUIERO…NO TE PARES AMOR MÍO…DAME MÁS…DAMEEEEEE…..



Obediente, siguió bombeando en mi interior, perforando mis
desvirgadas entrañas(suerte tuve de no sangrar, pero dolió muchísimo),
conociendo los límites de mi cuerpo. Como una ola, comencé a sentir algo muy
débil al principio, que fue creciendo y creciendo como una marea enorme. Me
estaba sintiendo más ardiente por momentos.



-AAAAAHH HARRY HARRYYYYYYY…



-VAMOS HERMIONE….YA FALTA POCO….VAAAAMMOOOOSSSS…



-MÁS FUERTE, MÁS FUERTEEE…¡¡¡AAAAAAAAAAAAHHHHHHH!!!...



-ME CORRO HERMIONE…ME CORROOOOOOOOOOOOOOOOOHHH…



Usando todas las fuerzas que aún le quedaban, me bombeó hasta
acabar dentro mío. Nuestros gritos se mezclaron y también nuestros primeros
orgasmos. Por primera vez me sentí en paz y feliz, una paz que jamás había
conocido(además, me había tirado a Harry Potter, ¡que honor!). Me abracé a Harry
mientras él reposaba sobre mi pecho. Unos minutos después, Ron heredó el lugar
de Harry, y más fácilmente que él(mi coñito aún estaba bien dilatado y abierto),
metió toda su verga y comenzó a darme. Fue distinto, ¿quién diría que el tímido,
asustadizo y torpón Ron Weasley era un depredador sexual?. Me folló con toda la
saña del mundo, dándome tan fuerte que me costaba seguirle.



-RON NO TAN FUERTE….ME ESTÁS MATANDO…MÁS SUAVE RON, MÁS
SUAVE….AAAAH AAAAHH AAAAAAH AAAAH AAHH AAAH AAHH…



-NO PUEDO…TE QUIERO FOLLAR VIVA…TE VOY A FOLLAR ENTERA HASTA
REVENTAR…ME ENCANTA FOLLARTE…AAAH AAAH AHH AHH…



Harry estaba impactado de ver a Ron de ese modo, no parecía
el mismo, y lo cierto que yo tampoco llegaba a reconocer al Ron de siempre. Mi
cuerpo se retorcía en todas partes como poseído, mientras el taladro de Ron me
martilleaba con saña y una fuerza que aplastaría ejércitos. Mi segundo orgasmo
fue mucho más violento y más fuerte. Las convulsiones hacían mover toda la cama.



-RON…ME VOY A CORRER RON…ME VOY A CORRER…



-PUES CÓRRETE HERMIONE…CÓRRETE….YO CASI ESTOY….



-AAAAAAAH AAAAAHHH AAAAAAHHH AAHHH ME CORRO ME
CORRO……¡¡¡YYYYAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRGGGGGHHHHH!!!...



-YO TAMBIÉN ME CORRO…YO TAMBIÉN…ME CORRO HERMIONE…¡¡ME
CORROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHHHHH!!!...



Ron y yo estallamos juntos como posesos y quedamos en éxtasis
un buen rato. ¡¡Que salvajada de orgasmo!!. Pensé que las paredes iban a caernos
encima de la fuerza de las acometidas. Cuando se salió de mí, Harry y Ron se
saludaron como cómplices, satisfechos de haberme follado hasta la saciedad.
Mientras me veían, desnuda, abierta, y desvirgada, se les dibujaba una maliciosa
sonrisa en la cara, y algo se susurraron entre ellos. Se rieron, y vinieron a
por mí. Fui presa suya a sus deseos, y lo cierto que es también yo me dejé
hacer. Harry tomó iniciativa y me puso a cuatro patas. Intuí lo que quería e
intenté evitarlo, pero ya era tarde, pues Ron me sujetaba. Con mucho esfuerzo,
Harry metió su tranca en mi culito, en una nueva y dolorosísima desvirgación que
me hizo lanzar un ronco grito mientras lloraba.



-AAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHH…me duele me duele…por el culo no
Harry…sácala por favor…sácala…



-Ya está toda adentro Hermione. Lamento si ha dolido, pero
quería probarlo. Mmmmmmm tu culo es delicioso, riquísimo. ¿A que te gusta que te
den por el culo?. Seguro que sí. Venga Hermione…disfrútalo…



Comenzó a darme por el culo de manera más suave para que no
me doliera, y antes de que me pudiera percatar, ya estaba gozando de nuevo como
una salvaje. Harry tenía razón: me gustaba que me dieran por el culo.



-Sí Harry…me encanta…fóllame…dame por el culo…desvírgalo mi
amor…que locura…Harry Potter desvirgándome mi culito sonrosado…síii…arrff
aarrfff aarrrffff…



Resoplaba como una perra en celo. La polla de Harry hacía
maravillas dentro de mi culo. Me sentí más puta de lo que me había sentido
jamás, pero tampoco aquella me desagradaba. La puta de mi interior estaba
aflorando allí, mientras me daban por el culo. Minutos después, Harry aceleró y
supe que estaba cerca de gozar. No sé como comencé a mover mis caderas y
acompasaba las acometidas de Harry.



-Te voy a llenar el culo…vas a gozar por el culo….prepárate
que viene…ya me viene…uuuuhhhmmm sí…¡¡ME VIENEEEEEEEEEEEEEEEEEEEHHHHHHHH!!!...



-LO GOZO HARRY…LO GOZO TODA…ME APASIONA…ADORO QUE ME DES POR
EL CULO…SÍIII ¡¡¡LO GOZOOOOOOOOOOOOOOOOOOOHHH!!...



Sus últimas penetradas fueron demenciales y muy fuertes. Me
acabé derrumbando cuando sentí como su fuego líquido, su leche, me inundaba el
culo del mismo modo que también me había llenado antes el coñito. Por supuesto,
Ron no se quiso quedar con las ganas y se dispuso a darme. Esta vez no podía
ponerme como la perra que ya era debido al cansancio, así que me limité a poner
el culo en pompa para que él lo gozase. Me agarré a las sabanas y me penetró de
un solo golpe, sin compasión, y sin compasión me folló hasta dejármelo bien
dolorido y rojo, en un orgasmo brutal como solo él sabe darlos. Me encontraba
rendida, agotada, pero ellos, inagotables y perversos, me cogieron y Ron detrás,
y Harry delante, hicieron un sándwich, conmigo en medio. Me tumbaron un poco, y
probaron la doble penetración conmigo.


Os aseguro que abrí los ojos de golpe cuando sentí que mis
dos agujeros estaban llenos. Me sentí completa, obscena, indecente, amoral,
salvaje, muy guarra y muy puta, pero a la vez satisfecha, fenomenal, exultante,
soberbia, complacida, y realizada. Yo, tan jovencita, probando esas cosas y
disfrutando como una experta. La idea hacía que me relamiera de gusto. Ron me
acariciaba por todo el cuerpo, mientras Harry besaba mis tetas, ansiosas de su
lengua y su boca, las besaba y mimaba deleitándose, dándose un banquete. Las
sensaciones de sentirlos a los dos eran increíbles(amigas mías, debéis probarlo
sin falta, merece la pena). Me embatían con sus poderosos martillos procurándome
gozar tanto como fuera posible: Harry ensartándome con su grandiosa tranca para
disfrutarme sin descanso, y Ron literalmente reventando mi culito con su cara de
lujuria desenfrenada que tanto disfruté ver en él(esa cara es impagable, os lo
prometo). Yo era un mero objeto sexual de sus deseos, y me encantaba saberlo.
Realmente me fascinaba convertirme en carne caliente de que la disfrutar y gozar
entre jadeos, gemidos y caricias interminables. Y en un paroxismo sin
precedentes, nuestros orgasmos, los de los tres, comenzaron a llegar al unísono,
haciéndome gozar como nunca antes me habían sentido sentir y gritando de placer
sin parar…



Y de repente, desperté. La cama estaba húmeda, yo
sobresaltada, mi pecho me dolía de la excitación y me llevé la mano al corazón,
que palpitaba con muchísima fuerza. Miré a mí alrededor, y volví a la realidad.
"Un sueño-pensé-. Todo ha sido un sueño". Pensé sobre lo pervertida y guarra que
era en ese sueño, cuando, antes de cerrar los ojos, eché un vistazo a mi mesita
de noche: allí estaban, brillantes y muy reales, los Replicadores. Entonces me
volví a dormir muy feliz, con una perversa sonrisa en los labios, sabiendo los
placeres que me esperarían a la mañana siguiente…



Epílogo: Ese día disfruté de todos los placeres que
viví en mi sueño, y de algunos más que prefiero que os los imaginéis(lo puta que
era en el sueño no es ni comparación con lo que acabé siéndolo en la realidad).
Desde ese día, guardé los Replicadores en bolsitas, una con la inicial "H"
grabada y otra con la "R", y de cuando en cuando, los uso para satisfacerme y
gozar como una perra salvaje. Y nadie jamás notó nada. Eso sí: lo que hice con
las réplicas, espero hacerlo algún día con los originales. Si como dicen "la
realidad supera la ficción"(y os aseguro que es verdad), "el original siempre
será mejor que la copia". Como me encantará comprobarlo algún día. Hasta luego a
todos amigos y amigas. Espero que hayáis disfrutado. Os puedo asegurar que, por
lo menos, yo lo hice…


 



Relato: La vida secreta de Hermione Granger
Leida: 21436 veces
Tiempo de lectura: 15 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno