webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Vacaciones de Semana Santa (1)

Relato: Vacaciones de Semana Santa (1)

  

Vacaciones de Semana Santa


Capítulo 1. Prohibido hacer top-less


El coronel Rodríguez observaba con los prismáticos la
estrecha franja de playa que se encontraba frente a él. Lo hacía lentamente, sin
perder detalle escrutando cada rincón de sus dominios. Repentinamente uno de sus
soldados le vio sonreir. Ahí están, masculló el militar. Efectivamente, ante sus
anteojos aparecieron un par de solitarias toallas, dos bicicletas echadas en el
suelo y una bolsa de playa, junto ellas había ropas de mujer. Pero ¿Dónde están
las gringas?, se preguntó el coronel impaciente. El resto de la playa parecía
vacía, ¿dónde diablos estaban?. De pronto oyó el rumor de risas que traía la
brisa y dirigió los prismáticos hacia ellas con un movimiento brusco. Bingo,
dijo el coronel muy excitado mientras enfocaba los anteojos. Tras unos segundos,
separó éstos de su cara y se dirigió a otro militar que se encontraba a pocos
metros de él. ¿Está todo preparado sargento?. Sí señor, no hay nadie por los
alrededores, nadie se enterará. Perfecto, contestó el coronel, proceda.


Sharon y Missy salieron corriendo del agua entre gritos y
risas. Eran dos turistas norteamericanas de dieciocho años a las que sus padres
habían premiado con un viaje al extranjero como premio por su graduación. Missy
era una pijita rubia de ojos azules y de baja estatura. Llevaba un bikini
amarillo que parecía hecho para ella y para su bello cuerpo. A Missy le sentaba
especialmente bien su breve sujetador apenas capaz de cubrir sus redondos y
firmes pechos. Estos amenazaban con salirse de la prenda bamboleando hacia los
lados al ritmo de su carrera. Tras Missy iba Sharon, una pelirroja preciosa que
llevaba el pelo cortado en forma de melena. Sharon tenía pecas en la cara y unos
bellos ojos verdes. Su cuerpo no tenía nada que envidiar al de Missy aunque el
sujetador rosa de su bikini era un poco más recatado que el de su amiga. La
rubia llegó antes a las toallas y se tumbó jadeando en la suya en el momento en
que Sharon llegaba riendo completamente empapada.


He ganado, dijo Missy apoyando su cuerpo sobre los codos y
agitando su mojada melena rubia. Sharon cogió su toalla del suelo y empezó a
secarse el pelo con movimientos vigorosos de sus dos manos. Eso le debió gustar
a su amiga que no le quitaba ojo de encima. Missy pensaba que su amiga estaba
como un queso y que no le importaría hacerle un favor. No es que Missy fuera
lesbiana. Bueno, ni lo era ni dejaba de serlo, sólo que en materia de sexo y, a
pesar de su juventud, la joven ya había probado un poco de todo: hetero,
fellatio, anal, lésbico, incluso un poco de sado. Es sorprendente lo que se
puede aprender hoy en día en algunos institutos de EEUU.


De este modo, Missy no se lo pensó dos veces y deshaciendo
los nudos de su sujetador se lo quitó tirándolo lejos. La joven agitó sus tetas
y cerró los ojos disfrutando de la sensación de libertad que daba la fresca
brisa al acariciar sus dulces senos. El aire frío hizo que sus rosados pezones
se erizaran y se endurecieran lo que le hizo experimentar un escalofrío. De
pronto, Sharon la miró atónita. ¿Qué estás haciendo, imbécil?, le dijo con la
toalla aún en las manos. ¿Qué pasa?, replicó Missy acariciándose los senos y
pellizcando sus pezones ya erizados con las uñas. ¿Es que no te gustan?. Tápate
idiota, eso está prohibido en este país, dijo mirando inquieta hacia todos los
lados, ¿quieres que te detengan?. Sharon se puso muy nerviosa y como vio que
Missy no hacía ademán de taparse, se lanzó sobre ella con ánimo de cubrir sus
pechos con la toalla. Missy la evitó con una agilidad felina y cogiéndola por
los brazos la dio la vuelta de manera que fue Sharon la que quedó tumbada en el
suelo atrapada por su amiga. Con mucha habilidad Missy le desabrochó el
sujetador y se lo arrebató tirándolo lejos de ellas. Sharon protestó, pero Missy
la tenía atrapada con una mano de los dos brazos por encima de su cabeza. Ahora
también te pueden detener a ti, pelirroja, le dijo mientras la acariciaba con su
propio torso.


Estás loca, aquí está prohibido hacer top-less, si nos pillan
nos meterán en la cárcel. ¿Es que no te das cuenta?. ¿Y qué?, contestó Missy
mientras restregaba sus tetas contra las suyas y la besaba por todas partes. Esa
es precisamente una de mis fantasías favoritas. Sharon abrió los ojos
horrorizada. Missy siguió hablando cada vez más caliente, mientras acariciaba y
besaba el dulce cuerpo de su amiga. Imagínate que nos raptan unos policías
corruptos y nos llevan a alguna cárcel abandonada en medio de la selva. Estás
loca, dijo Sharon cerrando los ojos y dejando que la rubia le chupara los
pechos. La verdad es que Sharon se podía haber liberado fácilmente de su amiga
pero tampoco se empeñó mucho en ello. Missy siguió con su fantasía
sadomasoquista. Seguramente nos violarían de todas las maneras imaginables, pero
no se conformarían con eso, y diciendo esto le empezó a meter la mano por la
braga de su amiga comprobando que el coño de Sharon estaba muy mojado. Después
de violarnos nos llevarían a la sala de interrogatorios y empezarían con....,
bueno tú ya me entiendes. Los dedos de Missy empezaron a explorar el coño virgen
de Sharon que se vio transportada al séptimo cielo. Eres una guarra, musitó
Sharon a punto de correrse. Imagínatelo mientras te corres preciosa. Déjame, por
favor, dijo jadeando, es muy peligroso...


Tiene razón señorita, alguien podría verles. De repente, una
voz de hombre sorprendió a las dos jóvenes. Missy se volvió y de un salto se
sentó sobre la toalla. Las dos muchachas se taparon maquinalmente los pechos con
los brazos. Delante de ellas se encontraba un hombre de unos cuarenta años
vestido con un traje militar de camuflaje, gafas oscuras, gorra negra, botas
altas de cuero, y llevaba sus sujetadores en la mano. Alrededor había como una
docena de soldados vestidos de manera similar, la cara cubierta con pasamontañas
y armados con metralletas y fusiles. ¿Es suyo esto?, preguntó el coronel
Rodríguez balanceando los sujetadores. Las dos muchachas miraron desconcertadas
a todos esos militares, rojas de vergüenza por estar casi desnudas delante de
tanto hombre. Son norteamericanas, ¿verdad?, dijo el coronel. Sí, sí...,
contestaron ellas sin dejar de protegerse con los brazos y mirando anhelantes
los sujetadores para que ese sujeto se los devolviera.


En este país está prohibido hacer top-less, ¿no lo sabían?.
Ellas le miraron negando con la cabeza muy nerviosas. Además estamos en Semana
Santa y este tipo de faltas es más grave en estas fechas. Si hubiera ocurrido en
otro momento lo hubieramos dejado pasar con una multa, pero ahora no sé. El
coronel hizo como que reflexionaba acariciándose la barbilla y mirando a las
jóvenes, su erección era más que evidente bajo el pantalón de camuflage. Me temo
que tendrán que acompañarnos, dijo sonriendo cruelmente, están detenidas. Sharon
intervino. Por favor, señor militar, no hemos hecho nada. No sabíamos que....
Silencio, ordenó el coronel. Han cometido un crimen muy grave contra la moral y
las leyes de este país y ahora lo van a pagar. Por favor, dijo temblando Missy,
le daremos todo el dinero que llevamos,....le daremos más, todo lo que quiera,
pero déjenos ir. Ni lo sueñes preciosa ahora sois mis prisioneras, ¡Atrapadlas y
ponedles las esposas!, ordenó Rodríguez. Los soldados atraparon entonces a las
jóvenes y las separaron obligándolas a levantarse. Rápidamente les cruzaron los
brazos a la espalda y les pusieron unas esposas en las muñecas. Las muchachas
lucharon y patalearon para impedir que les ataran los brazos pero todo fue
inútil. Los soldados eran muy numerosos y demasiado fuertes para ellas. De este
modo les pusieron dos juegos de esposas a cada una, uno en las muñecas y otro en
los codos para inutilizar completamente sus brazos. ¡Dejen que nos cubramos, al
menos, dijo Missy a gritos, pero el coronel se rió lanzando los sujetadores al
montón de ropas y toallas de las chicas. Coged todo eso, ordenó, no hay que
dejar ningún rastro. Los soldados obedecieron mientras arrastraban a las dos
gringas semidesnudas hacia la carretera donde tenían los vehículos.


En pocos minutos se alejaron con ellas dejando la playa tan
solitaria como estaba antes de que las turistas norteamericanas hubieran elegido
tan fatídico lugar para pasar el día.


 



Relato: Vacaciones de Semana Santa (1)
Leida: 852 veces
Tiempo de lectura: 5 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno
Curso Doblaje
It developer
Cocinar Recetas
rus porno
gizli porno
amateur porn

LAS MEJORES WEBS DE SEXO

sexo gay webcams porno   zoofilia chat porno zoofilia anuncios de sexo mamadas porno
 negras porno gratis exnovias follando famosas desnudas famosas follando fotos caseras 
fotos de pollas fotos porno relatos porno gordas follando hentai porno zoofilia gratis 
juegos porno lesbianas follando linea erotica lucia lapiedra mujeres meando 
relatos porno orgias  parejas follando peliculas porno gratis sexo anal porno gratis webcam porno
 
porno gratis porno gratis relatos de incesto relatos porno sexo gratis sexo embarazadas 
sexo con caballos sexo gay sexo gratis sexo webcam porno chat de sexo peliculas porno sms
webcams webcam sms lesbianas follando sexo trios porno gratis transexuales transexuales
 webcam travestis travestis webcams travestis maduras follando webcams porno 
webcams sms travestis follando zoofilia television porno