webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Desvirgando a mis bellas hijas (1)

Relato: Desvirgando a mis bellas hijas (1)

  

Desvirgando a mis hijas



Hola, me llamo Mario y tengo una hija de 13 años que está
riquísima, y otra hija de 15 que tambien estaba buenísima les voy a contar de
cómo las seduje para cogérmelas.



Todo empezó un día en que mi esposa, mis hijas y yo nos
fuimos de vacaciones a la playa, en ese tiempo mi hija Karla contaba con 13 y
Andrea con 15 y siempre las había visto con ojos de padre, sobre todo a Karla
hasta esas vacaciones.



Resulta que nos habíamos quedado los cuatro en la misma
habitación y pues ya era hora de bajar a darnos un chapuzón, por lo que tanto mi
esposa como mis hijas se pusieron sus trajes de baño. Fue un espectáculo
increíble y a la vez contrastante, mi esposa con su traje de baño parecía una
ballena lo cual a mi físicamente me daba repugnancia, pero mi hija Karla, cielo
santo que bárbara, a sus 13 años y con ese diminuto bikini se veía que era toda
una mujer, su cintura delgada, sus senos redondos y visiblemente duros como dos
manzanas, unas piernas duras y un culito redondo, carnoso y acogedor, su pelo
negro y bien cuidado y su olor a juventud e inocencia hicieron que tuviera una
erección que de inmediato.


Mi esposa Raquel protestó:



-Niña ni creas que vas a bajar con ese atuendo, todos se te
van a quedar viendo.



-Hay mamá no seas anticuada, a sí es como se usan ahora.



-Raquel déjala ya, si a sí quiere salir pues ese es su
problema- le dije.



-Gracias papi, tu si que me comprendes.



Bajamos los cuatro a la piscina. Yo no sé que me estaba
ocurriendo, pero no podía quitarle la mirada a mi hija, no podía creer que
tuviera a una mujer a si a mi lado y no poder hacer absolutamente nada, por lo
que me dije que al menos si no podría hacer nada me contentaría con mirarla.


A sí estuvimos en la piscina y después en la playa, nos
fuimos a comer y después de comer mi esposa y mi hija Andrea me dijeron que
estaban cansadas y debido a la comida querían irse a acostar un rato, por lo que
nos quedamos solos Karlita y yo.



-Papi tengo ganas de darme un ultimo chapuzón en la piscina
me acompañas?


-Claro linda, vamos.



A sí pues me metí a la piscina con mi hija, nos empezamos a
arrojar agua a bromear y yo aprovechaba para de vez en cuando acercarme a ella y
abrazarla cariñosamente, lo que sentía era indescriptible, todo su cuerpo era
firme y duro, nada blando como el cuerpo de mi esposa, accidentalmente tocaba
sus senos y sus nalguitas y cada vez estaba mas excitado por lo que cuando ella
se salió, yo le dije que quería quedarme un rato mas; esto claro fue una excusa
para que se me bajar mi calentura.



Esa noche afortunadamente mi esposa estaba ya tan cansada y
dormida al igual que mis hijas que aproveché para hacerme la paja más grande de
mi vida.



Después de esas vacaciones ya no podía pensar en otra cosa
mas que en cogerme a mi hija.



Para esto les contaré que tengo un amigo en el trabajo que se
llama Pedro y que nos conocemos desde la universidad, incluso podríamos decir
que es mi confidente.


Un día después de unas copas que me estaba tomando con él en
un bar le confesé mis deseos de acostarme con mi hija Karlita, yo pensé que se
iba a molestar por lo que le había dicho, pero no, al contrario, me dijo:



-Mario pues la verdad ya era hora.


-Pero tengo un problema- le dije -es mi hija y no quiero
violarla o forzarla.


-ah pues muy fácil Mario, sedúcela.


-¿Quee eso si que no se va a poder ella es muy lista y dudo
mucho que yo le llegue a interesar.


-No te apures Mario, con un plan bueno te apuesto a que cae
redondita a tu cama, deja pienso en uno está noche y mañana hablamos.



 


No podía creerlo mi mejor amigo me iba a ayudar en esto, el
siempre había sido el galán tanto en la universidad como en el trabajo, todas
las secretarias lo acosaban, de seguro se le ocurrirá algún buen plan.



-Hola Mario –me dijo Pedro- he pensado en un súper plan para
que te cojas a tu hija, pero antes debo preguntarte un par de cosas para que
esto de resultado.


-Pedro pregúntame lo que quieras.


-Bien tu hija a sus 13 años ha tenido algún novio o
enamorado?


-No ni mi esposa ni yo la hemos dejado por que creemos que no
le conviene todavía.


-Perfecto, el plan que te traigo puede dar resultado solo si
eres paciente y perseverante, no importa las pequeñas negativas que te de
Karlita, tu debes hacer lo que yo te digo y yo me encargo de lo demás.


-Pedro eres el mejor amigo sin duda, lo seré solo di me que
tengo que hacer.


-Muy bien.



Pedro me dijo lo que tenia que hacer durante todo un mes,
seguí sus instrucciones al pie de la letra, pasado ese mes nos volvimos a reunir
en el bar para hablarle de cómo iba el plan por lo que le dije.



-Pedro todo lo que hasta ahora hemos planeado ha salido a las
mil maravillas, he hecho todo lo que me has dicho y vamos muy bien.


Mira primero, me he paseado por la casa solo con shorts
(siempre he tenido buen cuerpo), cerca de la habitación de mi hija, le he
mandado flores y le he escrito poemas todos anónimos claro, su madre no está
nada contenta al saber que Karlita tiene un enamorado secreto, pero yo me hago
el disimulado e incluso hablo con ella acerca sobre quien es misterioso joven
(je je), ella está ilusionadísima e incluso estos últimos días me ha dicho que
se muere por conocerlo.


Después hice lo que tambien me has dicho y "casualmente" le
he dejado revistas y películas donde los padres y las hijas se enamoraban y se
convertían en novios de 15 años, todo esto sin que mi esposa se diera cuentas
claro. Creo que está dando resultado ya que la he sorprendido mirándome un par
de veces cuando he andado en shorts.



-Bien, Mario muy bien, ahora yo hago mi parte.



Cuando llamaron a Raquel, que era profesora en la
universidad, para que diera un curso en el extranjero supe que había sido
maniobra de Pedro, ya que el tiene los contactos necesarios para hacerlo.


Raquel había decidido llevarse a mi hija Andrea para que
viera como es la universidad.


No lo podía creer me iba a quedar dos meses solo con mi hija,
sin duda este era el momento que había estado esperando y si ejecutaba bien el
plan seria mi amante en poco tiempo.



Las cartas y las flores seguían llegando, al igual que las
películas y las revistas y ella paso e la alegría a la tristeza, me confeso que
estaba a sí por que estaba enamorada del misterioso joven, yo le dije que ni
siquiera lo conocía, me respondió que no importaba físicamente como fuera ya que
ella se había enamorado perdidamente de él. Después de oír esto, sabia que era
el momento por lo que le dije que yo conocía al enamorado. ¿Queeee me dijo mi
hija abriendo sus grandes ojos verdes, papá pero por que no me habías dicho
nada?.


-Lo siento hija, pero él me lo había pedido, sin embargo
puedo arreglar una cita con ustedes dos, incluso él podría cenar aquí


-Papá no te molesta?


-No linda, siempre que tu seas feliz.


-Papá te quiero mucho, gracias.


-Yo tambien hijita, es mas me ha dicho que este viernes
quiere cenar contigo, pero no te preocupes yo me iré a tomar unos tragos para
dejarte a solas con él.


-Gracias papi eres el mejor.



Llegó el viernes y yo le dije a mi hija que ya me iba que la
dejaba para arreglarse y para que ella preparara todo para su misterioso
enamorado.


A las 8 en punto sonó el timbre de la casa, mi hija Karlita
abrió la puerta y cual seria su sorpresa al verme ahí bien vestido con un ramo
de flores.


-Papá que haces aquí me pregunto.



Ella se veía deslumbrante, con un vestido negro, y gran
escote que hacia ver sus senos mas que apetecibles y ese vestido en particular
le hacia resaltar las magnificas corvas que tenia su adolescente cuerpo.



-Mi amor, te tengo que confesar que yo soy tu enamorado, que
yo soy el que te ha mandado las flores y las cartas.


-Queeeeeeee, pero papá eso no puede ser, yo, yo, yo soy tu
hija.


-Mi amor lo sé pero estoy profundamente enamorado de ti, no
podía pasar un instante mas sin decírtelo.



Ella subió llorando a su cuarto, esto ya me lo esperaba por
cierto, a sí que subí a consolarla,


-Karlita, - le dije – no tiene nada de malo que estemos
enamorados todo mundo lo hace.


-Papá tu has dejado esas revistas y esos libros?


-Si para que te dieras cuenta que no tiene nada de malo
además que todo lo que te he dicho en las cartas es cierto y que tu me has dicho
que estabas tambien enamorada de mí.


Mas tarde Karlita me confesó que al recordar las hermosas
palabras de los poemas y al pensar en que si era cierto que en las revistas, las
hijas se podían enamorar de sus padres entonces me dijo lo siguiente.



En el siguiente capitulo descubre si Mario se coge a su hija
o no.


 



Relato: Desvirgando a mis bellas hijas (1)
Leida: 63066 veces
Tiempo de lectura: 6 minuto/s





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Foro porno
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Encuestas

Afiliados
lesbianas
sexo anal
webcams porno
zoofilia
chat porno